La visión que habla sobre convertir clientes en creyentes de marca corresponde al padre del Branding en la actualidad, Andy Stalman. Quien con su libro “Totem”, logra explicar perfectamente la idea de que las marcas deben representar un ícono digno de creencia, fidelidad y de usar como bandera en la representación de propósitos personales. El reto está en convertirse en uno, ya que cuando los clientes dejan de ver la marca como una representación comercial de un producto y empiezan a reconocerla como un símbolo de sus propias creencias y la usan para transmitir sus valores, ya estará posicionada en un lugar mental difícil de perder. Mucho más relevante que el “Top of Mind”.

Realmente son muy pocas marcas que logran ubicarse en este concepto, pero muchas logran acercarse y sumar embajadores que asimilan su mensaje y entienden su propósito en el mundo.

Ser creyente de una marca no quiere decir necesariamente idolatrarla o convertirla en una religión, aunque esto quisieran muchos marqueteros. Se trata de entenderla, hacerla parte de la historia personal, vivir su propósito y en el camino consumirla. Cuando una persona usa una marca como plataforma para llevar a cabo sus labores personales y profesionales, para hacer parte de iniciativas sociales, como escudo en luchas internas y externas, la convierte en parte de si mismo al creer que esta es transparente y genuina, se vuelve su guía y atiende a todos sus llamados de acción.

Cuando una marca se convierte en este ícono o “Tótem”, según lo entendido en la filosofía de branding de Stalman, se vuelve invencible y trasciende en el tiempo, está blindada contra la competencia y tiene claro que cualquier acción será alabada por su público (teniendo en cuenta que fue su propósito de impactar el mundo de cierta forma positiva lo que llevo a que la siguieran), incluyendo también, que cualquier producto y / o servicio que lancen al mercado será comprado por sus adeptos sin tener que pensar mucho en la decisión y sin realizar comparaciones con similares.

El camino a convertirse en una marca digna de ser seguida es casi el mismo de su vida misma en todo su proceso de madurez. La clave se encuentra en realizar un proceso de branding inicial correcto y de añadir esta revisión constante a los objetivos estratégicos de cada empresa. Ya que, es imprescindible que el propósito sea claro y basado en un cliente que se usa como musa de inspiración para diseñar todo los elementos que una marca necesita para tener las bases sólidas suficientes y poder permanecer en un mercado saturado de posibilidades y de información.

Las agencias de publicidad y marketing que ofrecen en sus portafolios el branding como servicio, deberían estar alineadas a entregar resultados tangibles y concretos que le permitan a las marcas su posicionamiento estratégico, y una identidad que conecte y permanezca siempre presente en la vida de su público. Esto, por medio de metodologías claras y sencillas, que faciliten la vida del empresario y lo ayuden a desarrollar su negocio de la mejor forma. Entregar productos desconectados de un propósito, lanzar publicidad sin un objetivo claro y querer llegar al máximo de personas sin importar si estos son objetivo, es un error frecuente. Las agencias deben ser aliados y no obstáculos, deben aportar su músculo creativo y estratégico para crear y contar historias que atraigan las miradas y provoquen la reacción esperada.

Agencia Severo

Showing 3 comments
pingbacks / trackbacks
  • […] enfoque digital (hoy día en su mayoría) deben estar diseñadas siempre desde la perspectiva del público objetivo. De esta forma, determinando el objetivo de cada pieza y conectándolo con el mensaje específico […]

  • […] en el propósito comercial de lograr utilidades, tienen que sumar esfuerzos para convertir a sus clientes en creyentes, en donde se identifiquen con la compra y al mismo tiempo consoliden una relación con la marca por […]

  • […] ampliar su espectro de impacto y llegar a muchas más personas que antes, aumentando su número de seguidores, interacciones, visualizaciones, entre otras acciones.  Todo por medio de la correcta […]

Leave a Comment